Dragon Ball Z theme

Descargar Dragon Ball Z theme Gratis Para Windows

Tema de escritorio de la popular serie de animación Dragon Ball.

BAJAR Última Version 1.0

¿Eres un gran aficionado al manga y al anime japonés? ¿Todo un "otaku" de los pies a la cabeza? En ese caso, a buen seguro que conocerás bien la popular serie de Akira Toriyama, Dragon Ball. Y es que las peripecias de Goku, Krilin, Vegeta, Gohan, Trunks, Cell, Freezer y el resto de icónicos personajes, han conquistado a grandes y pequeños de todos los rincones del planeta. ¿Quién podría resistirse a una serie cargada de aventuras, combates de artes marciales y poderes especiales, malvados extraterrestres con ansias de dominar el mundo, y héroes carismáticos a más no poder? Si tú también disfrutaste leyendo el manga y pasaste horas y horas frente al televisor siguiendo la serie de animación, tampoco puedes perderte Dragon Ball Z theme.

Dragon Ball Z theme es un tema de escritorio especialmente diseñado para los fervientes fans de la popular serie de animación de Dragon Ball Z, pues convierte tu escritorio en elementos de los personajes y decorados de dicha serie.

En Dragon Ball Z theme dispones de fondos de escritorio, sonidos para añadir a los principales eventos de Windows, iconos con algunas de las animaciones de la serie, etc.

Sin duda Dragon Ball Z theme es un tema de escritorio que encantará de lleno a los millones de fans de tan legendaria y famosa serie de animación japonesa y que hará tu escritorio un poco más diferente y más a acorde a tus gustos.

Nota: Programas-GRATIS.net no ofrecerá bajo ningún concepto claves, serials, cracks, keygens o similares de Dragon Ball Z theme como se recoge en la normativa de propiedad intelectual.

Últimas Opiniones Sobre Dragon Ball Z theme

  • Es buenisimo

    Nelson - 15/07/2008

    Que es bueno y me parece super bien, me gusta mucho la película así como este theme.

    La lucha con zell.

    No hay nada malo.

  • Esta de poca

    Checas - 15/01/2008

    Asi cualquiera le gusta usar la computadora

    Su fondo

    Nada